Cuadro de mando – Evolución del desempleo en España

Evolución del desempleo en España

Durante las últimas semanas hemos sido testigos de cómo, a causa de la crisis provocada por el coronavirus, muchos negocios cesaban en su actividad económica, lo que ha derivado en miles de personas que han perdido su puesto de trabajo, algunos de forma temporal, otros de forma definitiva.

En Bisnia hemos desarrollado un cuadro de mando con los datos sobre el desempleo que ofrece el Servicio Público de Empleo Estatal, o SEPE, dependiente del Ministerio de Trabajo y Economía Social. El objetivo de este dashboard es ilustrar cómo ha sido esta reducción del empleo, cómo ha afectado a la población española. Para ello, comparamos la situación entre los meses de febrero y marzo de 2020, ya que consideramos finales de marzo como la fecha, con datos disponibles, en los que más empleo ha sido destruido.

Datos de la evolución del desempleo en España

A finales de marzo, la tasa de desempleo (población en paro dividida entre la población activa) es del 13,6 por ciento. El número de personas desempleadas es de 3.548.312, lo que supone un aumento del paro del 9,31 por ciento respecto al mes anterior. Estos números por sí solos no dicen mucho, pero sí lo hacen si se comparan con la peor situación de desempleo de la historia reciente, la crisis de 2008. Durante aquella crisis, el peor mes en cuanto a destrucción de empleo fue octubre de 2008, un mes en el que el paro aumentó un 7,34 por ciento. Once años y medio después, ese récord ha sido superado en casi dos puntos.

¿Cómo ha afectado a la población española?

Gracias a los datos del SEPE, disponemos información adicional sobre las personas que se encuentran actualmente en situación de desempleo. Disponemos de datos tales como el género, el sector anteriormente ocupado o la edad.

Mediante esta información se puede obtener la distribución geográfica del crecimiento del desempleo. En el cuadro de mando se puede encontrar un mapa que representa esta distribución. En este mapa, se puede apreciar como las burbujas que representan un mayor crecimiento, se encuentran en las provincias de Andalucía, sin duda la comunidad más afectada laboralmente por esta situación. A pesar de que ciudades como Madrid o Barcelona puedan tener mayor número de desempleados totales, el crecimiento, es decir, el aumento de este mes relativo al anterior, no ha sido tan grande.

Las provincias menos afectadas han sido las del noroeste de España, Galicia, Asturias, Cantabria y León. Llama la atención la situación de Ceuta y Melilla ya que, mientras Ceuta ha experimentado uno de los crecimientos del desempleo más bajos de España, en Melilla ha llegado a descender.

El cuadro de mando representado refleja fielmente una de las situaciones que todos hemos experimentado: el desempleo ha afectado principalmente al sector servicios. Mientras que sectores como la industria o la agricultura han seguido realizando su actividad en la medida de los posible, otros sectores, como la hostelería, el entretenimiento, o la construcción, se han visto obligados a cerrar debido a las medidas de confinamiento. Si bien la cifra de desempleados es mayor en el sector servicios, superando los dos millones, el mayor aumento se ha dado en el sector de la construcción con más de un 20 por ciento, el doble que en servicios.

Se da una situación similar si se observa el rango de edad de la población en desempleo. Actualmente, el mayor número de personas en paro se encuentra por encima de los 44 años. Sin embargo, este sector de la población casi no se ha visto afectado por esta crisis. Ha sido el sector de la población con edades comprendidas entre 25 y 29, el sector con menos desempleo comparado con los demás, el que más ha crecido durante marzo en relación a febrero.

Parece que los perfiles en los que, hasta hace poco, el desempleo les afectaba mínimamente, han sido los que mayor han sufrido las consecuencias. Esta situación se confirma al atender al género de la población en paro. Si bien en los últimos años ha habido más mujeres que hombres en paro, ha sido a estos a los que más ha afectado a destrucción de empleo de marzo. Concretamente, en comparación con las mujeres, los hombres de mediana edad y por encima de 44 años son los que más se han visto afectados. Por debajo de esta franja, el desempleo ha afectado casi por igual a hombres y mujeres.

De este cuadro de mando se puede concluir que, a pesar de que hay sectores de la población en los que el número de desempleados es mayor, el sector servicios o las personas mayores de 44 años, la destrucción del empleo provocada por la crisis del coronavirus ha afectado mayormente a sector que hasta ahora experimentaba mucho menos paro en comparación con otros sectores, como la construcción, o los jóvenes de entre 25 y 29 años. No obstante, a pesar de lo que reflejan los datos, no ha habido cambios mayores en la distribución del desempleo, ya que los sectores con mayor desempleo siguen estando ahí, y los que menos, a pesar de su aumento, siguen presentando menos número de desempleados.

¿Te ha sido útil este artículo? Deja tu opinión en los comentarios.

 

También te puede interesar:

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *